Blogia
POST-TREMOLINA

INSTITUTO BENJAMENTA
o ese sueño que la gente llama
vida humana

<center>INSTITUTO BENJAMENTA<br>o ese sueño que la gente llama<br>vida humana</center>

A partir de hoy en el Koldo Mitxelena hay unas jornadas sobre el escritor suizo Robert Walser (1978-1956). ¿No le suena de nada? Pues a mi hasta ahora tampoco, pero resulta que al leer hoy El Diario Vasco he descubierto que sus escritos fueron los inspiradores de El Instituto Benjamenta, una de esas anomalías cinematográficas que uno en su momento vió y no supo por dónde coger.
Remontémonos 11 años en mi vida y en la de ese troll de los blogs guipuzcoanos conocido como Peyino. 2 de noviembre de 1995. Sesión de tarde en el cine Principal. Último día de la Semana de Cine Fantástico y de Terror. Tras horas y horas de celuloide más o menos casposo nos enfrentamos a lo que tras su proyección nos parecen dos horas de pedantería y aburrimiento. Desde el patio de butacas se han oido insultos hacia los hermanos Quay, directores de lo que consideramos un timo cinematográfico en toda regla. Algunos gritan ¡“Instituto Aburrimenta”!. Una caracajada recorre el cine al descubrir un personaje vasco ¡y esukaldun! en el reparto.

Bien...pues resulta que esta película ha permanecido, como las grandes obras indeleble en mi cerebro. Su atmósfera de pesadilla, cercana a La Residencia de Chicho Ibáñez Serrador, todo el surrealismo de diálogos y situaciones siguen presentes en mi subconsciente. Mientras tanto, al repasar el Catálogo de la semana me encuentro con que poco más de lo que vi mereció en verdad la pena y de ellas no queda casi rastro en mi memoria; Caballero del Diablo, La Tienda, Proteus, El Señor De Las Ilusiones. Fue también el año de El Día de La Bestia, de descubrir a los estudios Aardman y de la deliciosa Las Aventuras Secretas De Tom Thumb. Pero al final, lo que más caló dentro de mí y más ganas tengo de volver a recuperar, fue lo que en un primer momento más odié.
-->Instituto Benjamenta se proyecta hoy a las 19:00 en el Koldo Mitxelena de San Sebastian

”Aquí se aprende muy poco, falta personal docente y nosotros, los muchachos del Instituto Benjamenta, jamás llegaremos a nada; es decir, que el día de mañana seremos todos gente muy modesta y subordinada”.
Así comienza Jacob Von Gunter, novela en la que el enigmático escritor suizo Robert Walser –una de las influencias rectoras de Kafka- aprovechó sus propias experiencias como alumno en una escuela de servicio doméstico para elaborar una irrespirable visión del mundo como infierno cotidiano. Esta apoteosis del cero absoluto inspira ahora el salto de los enigmáticos hermanos Quay del corto de animación al largometraje de imagen real: inarmónica criptografía de imágenes y sonidos, la película reformula las hipnóticas soluciones visuales de sus anteriores trabajos en una obra sin concesiones que no es, definitivamente, para todos los gustos.

Texto de Jodi Costa para el catálogo de La Semana de Cine Fantastico Y De Terror de 1995.


|| ||

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

tremolo man -

me aburro mucho

peyino -

vas a volver a ver el instituto ese??
sr.T, se aburre usted mucho. ... o quiere aburrirse mucho
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres