Blogia
POST-TREMOLINA

23-09-2006

<center>23-09-2006</center>

19:00. Principe 9
Trouble In Paradise (Un ladrón en la alcoba). Ernst Lubitsch. 1932. EE.UU.

Todavía recuerdo el día del funeral de Lubitsch. Después de la ceremonia, William Wyler y yo caminábamos silenciosos hacia el coche. Finalmente, dije, sólo para romper el silencio: "Nos hemos quedado sin Lubitsch". "Peor aún, nos hemos quedado sin las películas de Lubitsch". Cuánta razón teníamos. Desde entonces, todos hemos tratado de encontrar el secreto del Toque Lubitsch. Billy Wilder

¿Qué es eso tan abstracto del toque Lubitsch? Pues en la película que tocaba ver hoy algo tan simple como un plano en el que las sombras de un hombre y una mujer aparecen enfrentadas encima de una cama, mostrando nada y sugiriéndolo todo.
Nunca había podido ver Un ladrón en la alcoba y solo puedo decir que es simplemente deliciosa y que en ella las réplicas y contrarréplicas en los diálogos se suceden como ráfagas de ametralladora. Además nunca una palabra como “amigdalas” había suscitado tantas risas en una platea como cuando la dice el simpar. Edward Everett Horton.
Como guinda del pastel las chicas lucen espléndidas en su competencia por el ladrón Gastón Monescu, tanto Mirian Hopkins en la piel de una ratera todo terreno como Kay Francis en el papel de una derrochona viuda parisina. Uno querría vivir en una película así, que además el propio Lubitsch consideraba como su mejor obra.

Un par de frases:
-(locutor radiofónico): Desde Ginebra nos llegan noticias del famoso ladrón internacional Gaston Monescu, que ha robado en la Conferencia de Paz. Se ha llevado prácticamente todo menos la paz.
-Mariette Colet: No, no François, te digo que no. Mira François, el matrimonio es un bello error que dos personas cometen juntos. Pero contigo, François, simplemente sería un error.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres