Blogia
POST-TREMOLINA

Gaztemaniak en Zarautz

Gaztemaniak en Zarautz

ESte domingo a las 8 de la tarde toca en el Gasteleku de Zarautz Carla Bozulich, cuyo último trabajo, evangelista, fué disco del més en el RDL. Ya ese que ese dato no dice mucho, pero en él tocaban Mike Watt y Wayne Kramer, lo cuál ya dice mucho a favor de esta chica.
Tres grupos por 5 euros no es una mala oferta.

Apse
Después de haber publicado un EP de 5 canciones en Acuarela el pasado año, este joven quinteto –con residencia entre Boston y Nueva York- vuelve a la carga con un trabajo que parecen haber grabado con un cuchillo entre los dientes. Directo, intenso, tribal, catártico y, por momentos, hasta alucinógeno, “Spirit” golpea con la fuerza de quien domina los resortes del post-rock, el post-punk y la psicodelia en diez cortes que no dejan ninguna duda: estamos ante uno de los debuts del 2006.

Carla Bozulich
Carla Bozulich es una artista difícil de encasillar, grita desquiciada igual que susurra vulnerable e indefensa, proviene del punk de California de hace dos décadas y llegó a ser emblema del country alternativo, coqueteó con el dance industrial y militó en bandas a las que cuesta encontrar similitudes entre sí: Ethyl Meatplow, The Geraldine Fibbers y Scarnella. Su debut en solitario fue una rareza más: la reinterpretación, canción a canción y cargada de acidez y sello personal, de "Red Headed Stranger" (2003), álbum referencial del viejo icono country
[Willie Nelson. (nota de la Post-Tremolina)]. En "Evangelista", su tercera obra como Carla Bozulich, y con la brillante colaboración de miembros de Godspeed You! Black Emperor, A Silver Mount Zion, Black Ox Orkestar y Frankie Sparo, bandas estelares de la escudería canadiense Constellation en la que se grabó el disco, Carla ha creado nueve canciones impresionantes sin las que 2006 no sería lo mismo y que harán pensar a Björk y PJ Harvey tanto o más que cuando reescuchan los viejos discos de Janis Joplin o Nico.

Hrsta
Hrsta, nombre en sánscrito que oculta a uno de los pilares de la escena de Montreal, Mike Moya. Su segunda y última grabación, el álbum Stem Stem In Electro sitúa a Hrsta, ya activamente, en el sello canadiense Constellation y muestra a un Moya iluminado, alucinado e inquietante, que sabe rodearse muy bien. Guitarras rasgadas que guían el camino, cánticos como mantras repetidos con devoción y explosiones en el fondo, y en el cielo. Las canciones de Hrsta pueden ser una balsa que reposa sobre el agua, lejos de la agotadora civilización, o los truenos y relámpagos que tratan de hundirte en el fondo del océano. Tú decides.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

tremolo man -

Pues yo no.

love -

alguien vió el conciertom de zarauz?

quique -

igual llego tarde, pero ojo con perderse a apse que molaron mucho!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres